El ayuntamiento de Carlet apuesta por la lucha biológica para combatir las plagas

El Ayuntamiento de Carlet confía a Paimed la gestión integrada de plagas en las zonas verdes del municipio apostando por técnicas más seguras para el medio ambiente y sus habitantes.

 

Desde Paimed apostamos por técnicas sostenibles como el control biológico, evitando el uso de productos fitosanitarios y sus efectos nocivos para la salud pública y los ecosistemas locales. Además, estas técnicas son mucho más efectivas puesto que muchas plagas pueden incluso adaptarse o tolerar ciertos insecticidas.

 

La lucha biológica es una estrategia de control de plagas, en la que se emplean poblaciones de enemigos naturales (parasitoides, depredadores o patógenos) con el objetivo de reducir la población de una especie plaga.

 

Los beneficios de la lucha biológica son múltiples. Por un lado, al eliminarse el uso de tratamientos químicos se minimizan las alergias y reacciones de la población y la fauna. Por otro lado, los depredadores naturales están presentes a lo largo de todo el periodo vegetativo de la planta evitando problemas de resistencia de huevos y larvas.

 

El pasado 24 de junio se ejecutó un tratamiento mediante control biológico del “Cotonet” o “Psila del Ficus” que estaba afectando a los ejemplares de ficus de los jardines de Carlet. Para el control de esta plaga se utilizó el insecto “Cryptolaemus montruozieri”, depredador de dicha plaga. La estrategia consistió en soltar directamente los insectos sobre los árboles afectados y en comprobar que los árboles contiguos a los afectados no había huevos ni larvas.

 

Después de la suelta de este depredador se pueden apreciar en los ficus del municipio los beneficios de la lucha biológica prescindiendo de tratamientos químicos.